Preacher was talking there’s a sermon he gave
He said every man’s conscience is vile and depraved
You cannot depend on it to be your guide
When it’s you who must keep it satisfied
Bob Dylan “Man in the long black coat”

Jamas me había tocado ver una ciudad en tiempos de pánico.

Es cierto que habia escuchado de estos dias.

De como la gente prefiere no tratar con otra gente.

De como los medios se dedican exclusivamente a hablar de ello en todos los horarios, como si no pasara otra cosa.

De como hay gente que sufre la perdida de un ser querido.

De como la gran mayoria tiene miedo, por el miedo mismo o porque le han dicho que debe temer.

Es cierto que en un país en el que las tragedias son casi una religión es dificil no haberlo vivido antes. 

Pero no me habia tocado.

Hasta estos días en los que la ciudad (y el país) esta sumida en un aislamiento; las escuelas, los antros, pero para mi mayor desgracia los cines permanecen cerrados. Las calles estan medianamente desoladas y la gran mayoria que se mueve en este lugar, lo hace con la boca cubierta.

Sin saber exactamente de que manera les ayuda, casi todos parecen  aferrados al tapabocas como si fuera un salvoconducto en contra de la enfermedad.  Y miran como un extraño a todos los que no lo traemos.

Como si fueramos un foco de infección latente. Como si fueramos unos desconsiderados.

La verdad admito que yo no lo porto porque no le encuentro mucho sentido, no hay una razón mas intelectual para no hacerlo. Creo que con las medidas de higiene básica uno puede sobrevivir a esto. Ir mas allá , lo siento, pero en lo personal creo que es un poco paranoico.

Asi que saludo a la gente de mano y de beso si es necesario y sigo buscando fondas en donde comer aun cuando esta tarea cada vez se vuelve mas compleja. Con la misma naturalidad con  que me lavo las manos y trato de evitar los noticiarios y “programas especiales” en torno a la influenza porcina,como medidas de salud tanto mental como fisica.

Creo que la primera medida que habria que tomar, seria tratar de vivir lo mas natural posible.

En serio.

Creo que esas ganas de regordearse en la tragedia (tan de nuestra cultura) es mas nociva que muchas cepas de este virus.

Sin embargo algo en lo que si valdria poner atención es en todo lo que pasa a la par de este panico generalizado.

La economía del país se esta viendo bastante afectada y se estan cabildeando reformas en materia de posesión de drogas, hechos en los cuales el mantener la atención pública desviada podria llegar a ser bastante util.

En algunos sitios se exponen teorias conspirativas de lo mas diversas que van desde las que hablan de  bioterrorismo por parte del grupo de personas poderosas que controlan el mundo(entiendanse los grandes, grandes controladores de la economía) con el afan de limpiar “la sobrepoblación humana” hasta las que  dicen que se busca generar “estado de shock” por medio de una campaña del miedo instaurada por el gobierno para esconder diversos movimientos politico sociales.

El sustento de cada una de ellas parte de una serie de preguntas que han quedado en el aire y que nadie ha acertado a responder correctamente o ni siquiera han intentado hacerlo.

O preguntas que quiza nadie ha querido hacer públicamente porque traen la boca tapada. 

Para encontrar estas preguntas y sus  teoricas respuestas solo hay que darse una vuelta por la red.

Que cada quien saque sus propias conclusiones.

Lo que es una realidad es que sean verdad o mentira, es bien cierto que esto no es un hecho aislado, ni algo que ocurrio espontaneamente y para muestra esta la historia, esa disciplina que sirve para algo mas que para hacer efemérides y trabajos escolares.

Si se le revisa con cierto detenimiento, se podra observar que nunca hechos tan publicitados y masivos como estos van solos, siempre hay algo que los va guiando de la mano. El que es estó que los guía se descubrira con el tiempo.

Lo que si me queda claro, es que retomando esta idea de que la vida debe transcurrir, nada estaría mejor que enfrentar toda esta situación en alguna playa, aprovechando la huida del turismo.

Sentarse en la arena, sentir la brisa, tomarse unas cervezas y escuchar el mar, ese elemento tan sabio que quiza sea el unico que podría llegar a tener una respuesta sensata para todas esas preguntas

Que lastíma para los que nos tenemos que quedar aquí.

En estas calles cada vez mas vacías de sensatez.

Time to bring it down again.
Don’t just call me pessimist.
Try and read between the lines.
I can’t imagine why you wouldn’t
Welcome any change, my friend.
I wanna see it come down.
Suck it down.
Flush it down.

Tool “Ænema”

PD 1.  Creo firmemente que Arvo Part sería el compositor ideal para escribir las piezas del apocalipsis.  

A veces olvidamos que incluso el fin de algo es en si mismo una transformación y en algunos casos un inicio.

PD 2. Solo una pregunta que me parece muy significativa ¿Porque los medios de comunicación, siempre tan necesitados de notas, no han entrevistado a ninguno de los familiares de las personas que murieron de la influenza porcina?

Anuncios