Porque (en su momento) me enseño la razón de amar la soledad

No tengo una sola foto de ella.

Pero muy poca falta hace a la memoria

Hubo dias en los que caminamos bajo la lluvia. Sin rumbo aparente, recorrimos la distancia tratando de evidenciar nuestras desgracias juveniles pasando por las calles baldias de la ciudad polvosa en donde nos conocimos.

El como llegamos ahi fue parte de una de esas vueltas de tuerca del destino.

En mi inexperiencia tratando con la condición humana y los sentimientos, senti que era necesario enamorarme, crear una historia de romance digna de situaciones intrinsecas y emociones dolorosas y ella fue el medio perfecto.

Su timidez casi religiosa, su mirada de bajo perfil, su cuerpo que conjuntaba las imperfecciones necesarias con unas curvas armoniosas  fueron una razón de peso para comenzar a idealizarla…. para invitarla a salir … y para decirle en un escrito que la quería…asi, de pronto, con la inmediatez de los que desean querer y ser queridos fugazmente.

 Ella dijo no…y en un instante nos convertimos en amigos…asi… de los que se tocan muy poco…de los que pudieron llegar a quererse si todo hubiese partido de la accion de enamorarse a la par de los dias de encuentro.

Admito que mi necesidad de creer en el sufrimiento como la llave del “romance perfecto” fue fundamental para que la relación se diera. Pero yo era joven y… bueno ya saben, de justificaciones estan llenos los dias.

Por su parte ella buscaba algo que a la larga nunca supe a ciencia cierta que fue.

Asi pues esa amistad desencadeno una serie de eventos que fueron mas alla de lo afortunado o de lo siniestro.

Fueron acciones simplemente humanas con todos los malentendidos y todas las equivocaciones que traen implicitas… con todos los murmullos y esas palidas sonrisas a deshoras… con corajes, rabietas y borracheras.. (nunca olviden ese punto, porque a su vez fue fundamental) , con la participación de mas hombres de los que estaban pensados en el script original.

Porque si bien, durante ese tiempo llegue a tener una serie de escaramuzas romanticas, ella anduvo con 7 personas, tuvo “monoencuentros” con algunos personajes de los mas exoticos y llego a enamorarse perdidamente de alguien que a la larga no le correspondio… en pocas palabras… una vida emocional relativamente sana.

Porque se muy bien que ahi el que estuvo mas enfermo siempre fui yo.

Pero como toda espiral llega a su fin, la nuestra no fue la excepción y de frente chocamos para separarnos de ese plano… y la unica forma fue “muriendo” el uno frente al otro.

Yo la “mate” con un escrito.Y ella me dejo morir con la distancia.Un acto simple si tomamos en cuenta que ya para ese momento los caminos se fragmentaban.

Entonces con el tiempo nos reencontramos en algunas ocasiones.Ya las emociones eran diferentes. Pero sobretodo eran mas diferentes los objetivos.Eso que hace que en la vida se tomen algunas decisiones y se sigan algunos rumbos.

Ni uno mejor.Ni uno peor.

Quiza desde el principio no habia si no solamente ese final. Quiza uno se aferra a querer escarbar en los recovecos de los mejores momentos. Ahora no lo se.

Solo se que algo se rompio circunstancialmente.Solo se que ahora es madre de un bonito niño de 4 meses al que solo he visto por fotografia.

Se que su rostro ya no sera como el que vi la ultima vez.Se que ahora es una mujer de hogar. Se que en mas de una ocasión me hubiera gustado verla ir mas allá de ese lugar.

Se que en algunas ocasiones extraño una de esas caminatas.

Se que detrás de muchas cosas, ella me dio grandes lecciones de vida, como aquella que  dice “que nadie esta obligado a quererte aunque tu demuestres lo contrario” y esa otra que parece decir “que en ocasiones lo unico que te separa de las caricias es la paciencia”.  

Se que fue la unica amiga de esos años.

Y se tantas cosas mas que quiza parezca una necedad  darse cuenta de que supe tan poco. 

De ella … y de su manera de pensar. 

(El hermano Fer tuvo la culpa de este debraye… el sabe porque.)

 

P.D 1 : Esta semana murio Marylin Chambers, esa mujer que estelarizo “Behind the green door” un clasico del cine porno de los 70´s. Quien no haya visto la escena de ella con Hayes, el actor negro que sale en la cinta sabe poco del porno antañero… de ese que era lo suficiente naif  pero que tenia una cierta aura de … no se.. humanidad y que no era tan acartonado ni sistematico como el actual… Rust in Peace.

anunciando un detergente para lavar esos ojos libidinosos

anunciando un detergente para lavar esos ojos libidinosos

PD2: Que pasa cuando juntas a una legendaria vox del metal como Rob Halford (judas priest) con una banda de musicos que podrian tocar las ondas mas fresas y bailables de Marylin Manson?… Sale un disco con 2 o 3 rolas buenas y 7 de relleno…

Este es uno de los buenos temas..

Anuncios